Blog

Prodieta Alimentación Saludable Salud

Alimentos para proteger la memoria y potenciar nuestra concentración.

Los alimentos que comemos a diario afectan a nuestra salud física y también a nuestras funciones cognitivas. Para que nuestro cerebro y el resto de nuestro organismo funcione correctamente necesitamos mantener una dieta variada y equilibrada. Podemos conseguirlo incorporando ciertos alimentos para proteger la memoria.

La Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN) en su campaña «Cuida tu peso, cuida tu memoria” explicaba que hay una relación directa entre obesidad y trastornos cognitivos (pérdida de memoria, merma de la capacidad de respuesta y de interrelacionar datos, menor concentración, disminución de la capacidad de reacción…).

En Prodieta, pensamos que es importante tener en cuenta estos alimentos, ya que pueden favorecer a mejorar la memoria y la concentración, y a prevenir a largo plazo determinadas enfermedades neurodegenerativas.

Alimentos buenos para proteger la memoria

Te recomendamos algunos alimentos que puedes incluir en tu dieta si quieres cuidar tu memoria. Como decíamos al principio, ¡todo influye!

Agua

Es el principal ingrediente que necesitan nuestras neuronas. Sin una buena hidratación el cerebro no puede funcionar bien. Por eso, cuando no tomas toda el agua que necesita, puedes sentirte más irritable, con dolor de cabeza, te vuelves más lento de reflejos y te acuerdas peor de las cosas.

El agua es fundamental para la memoria

Foto de Daria Shevtsova en Pexels

Chocolate negro

El chocolate es bueno para la mente si tenemos en cuenta qué chocolate. En concreto, el chocolate negro es bueno porque contiene cacao, que es rico en flavonoides, unas sustancias con efecto antioxidante y antiinflamatorio.
Los antioxidantes son especialmente importantes para la salud de nuestro cerebro, ya que éste es muy susceptible al estrés oxidativo, lo que contribuye al deterioro cognitivo relacionado con la edad y las enfermedades neurodegenerativas.

Para beneficiarnos de las propiedades del chocolate, podemos tomar 30 g. de chocolate negro al día (con 70% de cacao).

El cacao es bueno para nuestra memoria

Foto de Pixabay en Pexels

Arándanos

La gran cantidad de polifenoles que incluyen en su composición ayuda a combatir los radicales libres y a reducir el estrés oxidativo. Además, los arándonos son un alimento superior del cerebro cuyo consumo diario puede aumentar la función cognitiva y disminuir los trastornos de la memoria, incluso en la vejez.
También contienen potasio, un mineral necesario para la transmisión y la generación del impulso nervioso.

Los arándanos también mejoran nuestra memoria

Foto de Brigitte Tohm en Pexels

Brócoli

Esta verdura, rica en vitamina K, posee una función indispensable en el proceso de coagulación de la sangre y los tratamientos contra el alzhéimer. El brócoli también contiene gran cantidad de vitamina C, flavonoides y colina.

Foto de Castorly Stock en Pexels

Nueces

Su alto contenido en fósforo las convierte en el fruto seco más eficaz para realizar actividades como estudiar o cualquiera actividad relacionada con rendimiento máximo de nuestro cerebro. Aportan vitamina B6 y son un buen complemento de la dieta mediterránea para mejorar el humor y la concentración. Por ello, las recomendamos como un tentempié sano que, además, protege nuestro cerebro.

Las nueces son un tentempie sano para nuestro cerebro

Foto de Candid Shots en Pexels

Aguacate

La fruta del aguacate también es beneficiosa para nuestro cerebro gracias a su enorme cantidad de vitaminas y ácidos grasos Omega 3. Entre sus muchas propiedades destacan la mejora de la percepción, la memoria y la concentración, y la prevención de enfermedades tan vinculadas al bienestar cerebral como la demencia y el alzhéimer. Además, su vitamina B9 reduce el riesgo de sufrir coágulos de sangre.

Foto de ready made en Pexels

Avena

Este cereal es capaz de controlar los niveles de azúcar y colesterol que, aunque no lo parezca, influyen notablemente en la salud cerebral. Asimismo, combate el estrés gracias a su poder ansiolítico y mejora la concentración y el rendimiento en épocas de intensa actividad neuronal. Eso sí, siempre y cuando se consuma con asiduidad.

Foto de Keegan Evans en Pexels

Huevos

Los aminoácidos esenciales que se encuentran en la yema y una sustancia denominada colina, del grupo de las vitaminas B, convierten al huevo en alimento indispensable para mejorar la capacidad de atención y la memoria a largo plazo. A esto se une el poder de sus proteínas para mejorar el rendimiento cognitivo general. Sin embargo, no debemos olvidar que hay que tomarlo con moderación para evitar otros problemas como el colesterol alto.

Subir