Blog

Prodieta Alimentación Saludable Salud

Bebidas refrescantes para el verano

El agua es el componente principal de los seres humanos. Representa aproximadamente el 60% de nuestro peso, y es considerada un nutriente esencial para el equilibrio vital del organismo que desempeña múltiples funciones indispensables para el buen funcionamiento de nuestros órganos, como explica el Instituto de Investigación Agua y Salud.

Como ya hemos mencionado en varias ocasiones, la hidratación es uno de los pilares fundamentales de unestilo de vida saludable. Si eres una de las personas a las que le gusta beber agua te proponemos cuatro bebidas refrescantes y sencillas  para reponer líquidos en verano de forma saludable.

Bebidas-refrescantes

Limonada con menta

Ingredientes:

  • 10 hojas de menta fresca
  • Zumo de 3 limones
  • Un limón en rodajas
  • 800 ml de agua
  • Cubitos de hielo
  • Edulcorante al gusto
  • Limonada

El secreto de esta limonada casera es preparar primero un jarabe con el agua y el azúcar y posteriormente mezclarlo con el zumo de limón. Después, poner en la batidora la menta, el zumo de limón, el jarabe de agua y edulcorante y batir. Puedes tomártelo al momento, aunque está mejor dejarla reposar en la nevera para que se enfríe bien. Sirve con hielo, rodajas de limón y unas hojas de menta.

Batido de frutas del bosque

  • 90 gramos de arándanos
  • 60 gramos de frambuesas
  • 60 gramos de fresas (si no encuentras añade más frambuesas)
  • 400 mililitros de leche o bebida vegetal

El batido no es más que una bebida licuada elaborada con una base láctea (leche, yogur o helado) que puede ser sustituida por cualquier bebida vegetal o incluso agua helada con fruta o zumo de frutas.
Antes de escoger la base del batido hay que tener en cuenta el contenido en agua de las frutas que usemos, ya que los batidos deben tener una textura más cremosa, que un zumo, pero casi líquida.

Te frío

  • 3 bolsitas de té
  • 500 mililitros de agua
  • Rodajas de limón al gusto
  • Unas hojas de menta al gusto
  • Hielos

Los tés son la alternativa más famosa al café, y una buena opción de bebida refrescante para el verano, sobre todo si optamos por ingerir infusiones refrigeradas con hielo.
Hervir las bolsas de té verde en el agua durante entre 2 y 3 minutos a una temperatura de 70 ºC aproximadamente. A continuación, dejaremos que se enfríe un poco y lo verteremos en una jarra. Cortaremos el limón en finas rodajas y las echaremos en la jarra junto con las hojas de menta. Para acabar, incluiremos los hielos y serviremos.

Zumo de sandía y naranja

  • Zumo de 1 naranjas
  • 450 gramos de sandía sin piel ni pepitas
  • Azúcar o miel (opcional)
  • Hierbabuena y gotas de limón (opcional)

La sandía es un alimento diurético e hidratante, además de ayuda a prevenir el estreñimiento. Es una fruta con alto contenido en agua, con un bajo aporte calórico y una alta densidad nutricional.
Lo primero que haremos para elaborar el zumo es pelar la sandía, quitarle las pepitas y trocearla en dados. Los colocaremos en el vaso de la batidora, batiéndolos y reservándolo en la nevera, hasta el momento de servirlo. En el momento de servirlo, le agregaremos el zumo de naranja, bien frío mezclándolo bien. Terminaremos la cuarta de nuestras bebidas refrescantes añadiendo edulcorante – si así lo deseamos- , y unas gotas de limón. Servimos el zumo al momento en vasos fríos decorados con unas hojas de hierbabuena.

Subir