Los productos de temporada están más ricos y son más saludables, eso es así. Introducir productos de temporada en tus comidas es garantía de aprovechar las mejores propiedades nutricionales y degustar un exquisito sabor.
El otoño es una época que supone el retorno de un montón de productos buenísimos, ideales para platos que apetecen cuando comienza a hacer fresco. Los últimos meses del año nos traen ricos alimentos, como estos imprescindibles del otoño.
Calabaza, castañas, setas o cítricos son algunos de los productos estrella en esta época del año. Pero hay muchos más alimentos de otoño. Conócelos e inclúyelos en la cesta de la compra. Harán más versátil tu dieta y tu alimentación diaria.

Frutas: manzanas, granadas y cítricos

Foto de hitesh choudhary en Pexels

Y no solo ésas. En otoño también están en su punto óptimo los caquis, las chirimoyas, los higos, las mandarinas, el membrillo, las peras y las uvas.
La granada, la naranja y la mandarina son buenas aliadas para aportar a nuestro organismo vitamina C. También poseen un alto poder antioxidante que nos ayudará a preparar nuestro cuerpo y nuestro sistema inmune para las gripes y resfriados, comunes en los meses en los que hace más frío.

Verduras: col, brócoli, nabo, calabaza…

Foto de polina-tankilevitch en Pexels

A pesar de su fama de generar flatulencias en la digestión y del fuerte olor que desprenden en la cocción, el repollo, la coliflor o las coles de Bruselas son verduras especialmente ricas.
Otro de los alimentos de otoño más típicos es la calabaza. La mayor parte de esta hortaliza es agua y es muy rica en fibra. Además, es baja en hidratos de carbono y grasas, por lo que puede ser tu mejor aliado para esta estación. Sin olvidar que se conserva bien durante meses y que va genial consumirla junto con otras verduras como brócoli, calabacín, berenjena, espinacas o la alcachofa.

Setas y hongos

Foto de carboxaldehyde en Pexels

Con el otoño también llega la época reina de las setas. Destacan por ser bajas en calorías y ricas en agua. Sin duda, una magnífica opción para darle color y sabor a las recetas, porque además de ser deliciosas, aporta fibra, engordan poco y resultan saciantes.

Frutos secos

Foto de Ylanite Koppens en Pexels

A partir de otoño es habitual que comencemos a ver puestos de castañas en las calles. Es un fruto seco que admite ser consumido de diferentes formas como asadas, cocidas, pilongas o confitadas. Las castañas contienen grasas saludables como todos los frutos secos, propiedades antiinflamatorias y además son ricas también en antioxidantes.
Junto con ellas, las nueces y las almendras cobran también un especial protagonismo. Estos dos frutos secos son una gran fuente de grasas y proteínas vegetales.

Estos son nuestros alimentos must en la cesta de compra durante el otoño.

¡Comparte!
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp