Los 6 errores nutricionales más frecuentes

En la actualidad, muchas personas reducen la ingesta de alimentos que forman parte de la dieta mediterránea y de una alimentación equilibrada por miedo a engordar. O al contrario, aumentan el consumo de productos light confiando en que éstos productos les ayudarán a adelgazar. Desde Prodieta queremos desmontar algunos de los falsos mitos nutricionales más comunes.

No tomar fruta al final de las comidas porque engorda más.

Las calorías que aporta un alimento son las mismas independientemente del momento que se ingieran.
La fruta tiene un alto contenido en agua y bajo poder calórico (30-60 kcal/100 g)

No comer patatas porque engordan

Las patatas no engordan, si sabes cómo tomarlas. La patata tiene un 75-80 % de agua. Es el tipo de cocción lo que la hace más energética. Si consumimos la patata asada o cocida, sólo aportará 85 kcal/100 g, es decir, lo mismo que un filete de ternera o pescado, un yogur entero o un vaso de leche.

Si nos apetecen patatas fritas, también podemos comerlas. Lo que es recomendable es que la fritura sea casera, ya que aporta 188 kcal. frente a las 507 kcal. (hasta el 30% grasa) de la fritura industrial.

Es importante que a la hora de freir las patatas se haga en aceite de oliva, y retirarlas antes de que se pongan de color marrón (indicativo de cambio de almidón a azúcar simple o conservación en frío -8º)

No comer pan porque engorda o sustituirlo por pan tostado o picos por considerar que es menos calórico

El pan es un alimento indispensable. Si lo que queremos es ingerir menos calorías es más recomendable, cambiar el pan blanco por el integral, que nos aportará además de la fibra, vitaminas del grupo B. Nuestra recomendación es que es más aconsejable evitar el consumo de pan de molde y tostado, porque lleva grasas añadidas para mantenerlo más tiempo.

Consumo habitual de productos light

A diferencia de la creencia generalizada, no suele haber una gran diferencia calórica con respecto a los productos de los que derivan (mayonesas, mermeladas, cereales de desayuno). Los productos light no son la opción más saludable por contener distintos aditivos que les dotan de propiedades. Éstos productos light son claros ejemplos de lo que se conocer como marketing nutricional.

No tomar agua en la comida porque engorda.

¿Cuántas veces hemos escuchado la frase de “Tomar agua en las comidas engorda”?. Esto es uno de los errores nutricionales más comunes, por lo que conviene ser claros sobre él: el agua no tiene calorías, ni en las comidas, ni fuera de ellas.
El agua es un elemento indispensable en la dieta y nuestro organismo necesita una cantidad diaria de 1.5-2.5 litros al día, con variaciones en función del clima y de la actividad.

Errores relacionados con el colesterol

Entre los alimentos ricos en colesterol figuran los huevos, el hígado, los riñones y algunos pescados azules. Sin embargo, la fuente principal del colesterol son, en realidad, todos aquellos productos ricos en grasas saturadas, por ejemplo, la nata, la mantequilla, los quesos curados y las carnes grasas, como la de cerdo, de cordero y de res. A su vez, el hígado las transforma en colesterol.

Cuando intentamos reducir el colesterol en sangre, es frecuente recibir la recomendación de reducir la ingesta de alimentos fritos. Otro de los errores relacionados con el colesterol es pensr que el método de cocción – la fritura – de alimentos afecta al colesterol. La fritura no aumenta ni disminuye el colesterol, únicamente  proporciona calorías extra.

Del mismo modo que hay alimentos que provocan un aumento de colesterol, también hay alimentos que lo reducen. Son los llamados hipocolesteremiantes naturales. Dos ejemplos muy comunes son las alcachofas y las nueces. La ingesta de ambos alimentos nos ayudarán a colocar el colesterol en su sitio.

Las alcachofas inhibe la enzima (Hidroximetil glutaril coenzima A reductasa) que sintetiza el colesterol en el hígado. Por su parte, las nueces disminuyen de forma natural el colesterol y protegen el endotelio, es decir, el tejido que tapiza el interior de venas y arterias.

Si necesitas un especialista nutrición, te podemos ayudar online a través de mensajería privada o video-consulta en directo.

¡Comparte!
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp